jueves, 16 de mayo de 2013

The Middle East - “I Want That You Are Always Happy”


Este blog se perdió el avión y quedó varado en Australia. Hoy les traigo otra banda de este país pero con un enfoque totalmente diferente.

Esta banda llamada The Middle East se formó en Townsville en el 2005. Luego de algunos toques por su ciudad natal y la costa este de Australia, incluyendo festivales como el  Woodford Folk Festival, e incluso en EEUU como la banda telonera de algunas bandas reconocidas como Grizzly Bear, se enterraron en el estudio y empezaron a grabar su primer EP titulado “The Recordings of the Middle East”. Previo a esto, la banda había dejado de tocar, pero fue por un período muy corto. Luego de algunos toques más, decidieron grabar su primer álbum, “I Want That You Are Always Happy”, lanzado en Abril del 2011. Pero en Splendour in the Grass Festival anunciaron que ese sería su último concierto. Luego de esto, la banda se separó y ahora cada miembro ha tomado su propio camino.

The Middle East es lo que uno denominaría como una banda muy versátil dentro de un rango de estilos no tan variados. La base de la banda es sin duda folk. Podemos encontrar cosas de Crosby, Stills & Nash, algo de Joni Mitchell, Nick Drake y varios de los folkies de los ’70. Pero también hay algo de country, algo de folk con influencias de blues, algo de rock al estilo sureño como Allman Brothers, algo de góspel. Todo esto con un sonido actual. Todo esto obviamente lleva a que la denominación general de la banda sea “Indie”. Pues está definición, en general, es una muestra de la baja calidad de la crítica musical, ya que se trata de una denominación utilizada para no gastarse en absoluto en analizar el contenido musical. Lo mismo para “Alternativo”.  ¿En qué mundo es Sonic Youth parecida a Coldplay o TV on the Radio? Y las 3 son denominadas como “Alternativas”. ¿Y en qué mundo es Yo La Tengo parecida a Bon Iver o The New Pornographers? Y las 3 son “Indie”. Basicamente, si el sonido es eléctrico y tiende a generar “espacios grandes” y “con mucho sonido” (y si además llega a tener un piano), entonces es “Alternativa” y si es más simple, con tal vez un toque de folk y bastante alegre y amigable, entonces es “Indie”. Pues en este caso, denominar a The Middle East como una banda “Indie” con varias influencias es encasillarla dentro de una categorización que les quitaría el valor que de verdad tienen. Y permítanme demostrarles porque.

Como les contaba, The Middle East tiene una base folk, pero es mucho más que eso. Nunca se van por lugares lejanos. Sin duda no nos encontramos con un “Houses of the Holy” de Led Zeppelin donde hay blues, reggae, funk, psicodelia, folk y de todo. Pero lo increíble es que, manteniéndose dentro del folk, country, rock actual, esta banda logra hacer que cada tema sea único, diferente a los demás.

No es un disco como el de Tame Impala en donde hay una búsqueda de un sonido particular para todo el álbum, donde cada tema funciona, pero es la unión lo que logra el gran trabajo. Aquí cada tema funciona como un mundo aparte, funciona por sí solo. Obviamente que el conjunto hace que el álbum sea genial, pero no hay un sonido en común. No es un disco con un concepto sonoro. ¿Es esto mejor o peor?  Ni uno ni el otro. Son 2 formas diferentes de elaborar un álbum y cada una tiene su vuelta. Cuando uno hace un disco conceptual, tiene que ser muy riguroso a la hora de elaborar ese concepto, pues debe generar homogeneidad a lo largo de todo el disco, generar un hilo conector y mantenerlo interesante. Puede haber alguna canción que se destaque más que otra, pero es el todo. Tiene que tener la capacidad de generar una necesidad de escucharlo entero (discos como “Who’s Next” de The Who, “Born to Run” de Bruce Springsteen, “Dark Side of the Moon” de Pink Floyd, etc). En el otro caso, que es el de este disco de The Middle East, cada tema debe funcionar por sí solo. Cada tema debe funcionar como algo genial y único. El álbum no funciona por su unión, sino por ser un conjunto de grandes temas (discos como “Houses of the Holy” y “Physical Grafiti” de Led Zeppelin, “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” de The Beatles, “Songs for the Deaf” de Queens of the Stone Age, etc.)

Es el caso de “I Want That You Are Always Happy”. Cada tema sirve por su cuenta, cada tema es único y ninguna suena como otro. Podrá haber una canción favorita y tal vez alguna que no guste, pero desde un punto de vista objetivo, uno se da cuenta que cada tema tiene su propia personalidad.

El disco ya arranca con un tema bastante oscuro, “Black Death 1349”. Uno diría que es triste, pero es más bien contemplativo, de un sentimiento introspectivo. Pero ya le sigue una de las gemas del disco, “My Grandma Was Pearl Hall”, un tema que destruye el alma, tanto por el piano como por las voces. Lo genial es el final del mismo: un solo de piano muy tranquilo y simple pero aniquilante como un puñal en el pecho acompañado de unos sonidos electroacusticos que, aunque no tienen una conexión coherente con la música, sirven perfectamente para evocar el ambiente del tema.

El tema más “conocido” sería el 4to, “Jesus Came To My Birthday Party”. Es un tema con una base folk, pero electrificada. Uno puede escuchar algo de Neil Young, sobre todo en la sección del solo de guitarra. Sin embargo los arreglos van por otro lado, tal vez un poco más pop. Tal vez se podría considerar como una mezcla de Neil Young, R.E.M. y un aire lejano de Fleetwood Mac.

También nos encontramos con temas con un toque más country como “Land Of The Bloody Unknown” y “Hunger Song”, folk-blues bastante pesado y desgarrador como “Mount Morgan”, folk más inglés al estilo que se encuentra haciendo Fleet Foxes como “Months”, algo más como rock suereño en “Dan’s Silverleaf”, algo con un toque más góspel en “Deep Water” y hasta un cuasi free jazz en el bonus “Mount Morgan End”

2 grandes temas del disco son “Hunger Song” y “Dan’s Silverleaf”. Ambos tienen arreglos bastante simples pero minuciosos, melodías bastante interesantes y originales y punteos de guitarras simples pero pegadizos. Pero lo que más los caracteriza es su ritmo. Son el tipo de tema que denomino “para la ruta”. Es una denominación muy subjetiva, pero al escucharlos entenderán a qué me refiero.

Algo que ayuda mucho es que la banda cuenta con 3 cantantes con voces muy diferentes. Por un lado tenemos una voz algo nasal muy entrañable, luego una voz mas sucia y gastada pero con gran pasividad y finalmente una voz femenina aguda y tierna que le agrega un toque más gentil a la música.

Como instrumentistas, ninguno se destaca por virtuosidad. Nadie va a hablar de ninguno de ellos como un grande en su instrumento. Sin embargo, hay que reconocer que es un conjunto que funciona. Los instrumentos por separados no serían la gran cosa, pero es al unirlos, al unir el detalle de este y este otro, que se logra una sonoridad espectacular.

Algo que llama la atención es el orden de las canciones. El disco empieza con temas folk tranquilos y de a poco va subiendo el volumen y la energía. Se mantiene un poco, explota con “Dan’s Silverleaf” y “Hunger Song” y de a poco va aflojando hasta despedirnos de una forma muy entrañable con “Deep Water” (ya que como dije, “Mount Morgan End” es considerada un bonus). Es una manera muy buena de ir llevando el viaje por este disco. Generalmente empezaría en explosión y terminaría en explosión, o se mantendría estático, o haría una mezcla de fuerte-tranquilo-fuerte-tranquilo etc. a lo largo de todo el disco.

Sinceramente quedé sorprendido con este disco. Cada canción es única y genial. Cuesta decidir cuál es la favorita del disco! Algo que me ayudó mucho a lograr amar este disco es el momento en el que lo escuché por primera vez y desde entonces lo he escuchado: en las afueras de la ciudad, preferiblemente en el campo, luego de la caída del sol. Es muy subjetivo, pero como sabemos los amantes de la música, nada mejor que los rituales para escuchar este arte.

Es una lástima que esta banda se haya separado, pero por suerte varios de ellos han iniciado carreras como solistas que dan ganas de seguir escuchando, como Bree Tranter y Rohin Jones, de quienes les dejo 2 links para que escuchen sus canciones. Debo admitir que la canción de Tranter llega a una soledad y oscuridad que no he escuchado en largo tiempo.



Dejo los temas del disco para que puedan escuchar


"My Grandma Was Pearl Hall"http://www.youtube.com/watch?v=Ev_pNMNiEhQ 
"As I Go To See Janey": (a partir de 8:25 en este link): http://www.youtube.com/watch?v=_SJKK4bBySA 
"Jesus Came To My Birthday Party"http://www.youtube.com/watch?v=GhQ6j68fcZs      
"Land Of The Bloody Unknown"http://www.youtube.com/watch?v=68DANp3e7v4             

"Mount Morgan"http://www.youtube.com/watch?v=M-KgDb30onc          
"Months"http://www.youtube.com/watch?v=0fLyIUCe1Pc          








Espero que les guste este gran disco y nos reencontraremos la próxima semana!


No hay comentarios: